Tiempo del hombre (1960)

La ciudad

En una alberca me lavé la cara y las manos. Quedaba allí, en el agua, la pena con el polvo. No sé si estaba alegre; […]

Tiempo del hombre (1960)

El puente

P. del Risorgimento Entre la vida y la muerte tan sólo un puente. Yo, para ir de mi casa a Roma, todos los días paso […]

Tiempo del hombre (1960)

Muerto legítimo

A. Camus, 1960 No debiera morir quien no supiera. Hay que morir así, flecha madura, carne joven y rápida que dura lo que dura una […]

La lámpara común (1962)

Corrida de toros

El campesino hablaba con su hijo. Al sol estaban, en las gradas últimas de la plaza. Decía el padre, señalando: -Aprende los tiempos del natural. […]

La lámpara común (1962)

Evangelio del día

En aquel tiempo un joven se acercó a Jesús entre la turba. Por sus ropas y el uso de su hablar supieron todos que era […]

La lámpara común (1962)

La Venus del espejo

Exposición velazqueña. Madrid, 1961. Ella es como la muerte. Vedla, suave, eterna en su indolencia y su blancura, os da la espalda cada día, esconde […]

La lámpara común (1962)

Fuegos artificiales

Oye cuánto ruido, el mundo tiembla como un abril pisoteado. Advierte de qué manera el hombre necesita cantar su muerte con la voz del trueno. […]

La lámpara común (1962)

Visita a una loca

Y la cordura loca. Cervantes Aquella loca se creía que era la Virgen ya madura, se creía que en el establo de Belén un día […]

Misa solemne (1966)

Una jaula con palomas

Todos saben por qué se agrava el vuelo entre los hierros de una jaula. Mudas palomas miran soñolientas tanto horizonte al alcance de los picos […]

Manuel Mantero

Entrar a conocer la vida y la obra de Manuel Mantero es adentrarse en un misterioso espacio de arte y de cultura donde se nutren algunas de las mejores páginas de la poesía contemporánea escrita en lengua española. Con Manuel Mantero estamos ante más de medio siglo largo de creación literaria agrupada en fundamentales libros que uno tras otro constatan el valor de una voz personalísima e intransferible. Manuel Mantero es, ante todo, un grandísimo poeta, de los pocos capaces de adelantarse a su tiempo, de los que dejan una portentosa obra con autónoma universalidad, cosecha que se renueva en cada palabra, en cada verso, en cada libro y que traspasa tiempos y geografías.

Manuel Mantero es, además, un prodigioso prosista y un crítico literario que ha sabido distanciarse siempre de los estereotipos y clichés para ofrecernos una lectura profunda y sabia de la literatura y del valor de ésta en el marco del saber, de la alta cultura y de la interrogación de la literatura como vehículo para indagar en el enigma de la existencia humana. Porque en Manuel Mantero, poesía y vida, prosa y muerte componen un portentoso ensamblaje para la reflexión del ayer, del hoy y del mañana, del aquí y del más allá.

Nada hay gratuito en la obra de Manuel Mantero, nada que no haya sido cuidadosamente trabajado y meditado desde el ethos y el pathos de la creación. Esta página abre un sendero para iniciarse en la apasionante aventura humana y literaria de Manuel Mantero: la del poeta que trascendió el realismo social, la del que trasladó parámetros rítmicos extranjeros a la poesía española; la del lector de los místicos y los simbolistas, del Dante, de Villegas, de Fray Luis, de Leopardi, de Rimbaud, de Darío… Todas ellas son lecturas que junto a la originalidad de la propia escritura personal de Manuel Mantero perfilan una obra universal de alto vuelo, permanentemente moderna, libre de modas e influencias generacionales.

Manuel Mantero, en definitiva, encarna una obra tan compleja como sabia, poesía del Yo al Nosotros en su propio tiempo del hombre, bajo la lámpara común, en la fiesta de la primavera del ser, con el equipaje apuntando a otras esferas, con memorias y sueños, con la familia, la divinidad, los idos y los por venir en el marco de un sueño poético y humano de primerísimo calado.